Movilidad

Qué es Movilidad

La movilidad es junto con la fuerza, la resistencia y la velocidad, uno de los componentes de la condición física más importantes para el rendimiento.

La movilidad es la es la capacidad de movilización espacial que posee cada articulación que permite mover nuestras extremidades a través de su rango completo de movimiento, eliminando las restricciones y mejorando la capacidad para lograr un posicionamiento óptimo durante los movimientos. Esta capacidad no sólo esta determinada por los elementos pasivos del aparato locomotor (huesos, estructuras articulares, cápsula articular y ligamentos), también influyen los elementos activos (músculos y tendones).

La movilidad engloba el rango de movimiento, la tensión que toleran los músculos, las restricciones capsulares de las articulaciones, la coordinación neuromuscular, la propiocepción y la eficiencia biomecánica. Considera un componente de coordinación y engloba otros factores como la capacidad de reacción motora y adaptación psicomotriz.

La movilidad se suele medir en grados de ángulo que es capaz de describir el movimiento total de los extremos de dicha articulación (en cada una de sus posibles direcciones de movimiento). Los límites de esta movilidad suelen ser las estructuras óseas o cartilaginosas, o bien la propia masa corporal.

La movilidad permite acondicionar las cadenas musculares y las articulaciones para soportar grandes cargas de fuerza y movimientos potentes o repetitivos reduciendo el riesgo de lesión. Una buena movilidad no es incompatible con una buena estabilidad articular ni con la fuerza muscular.

El beneficio real de la movilidad es la ventaja mecánica mas allá de la prevención o rehabilitación de lesiones. Una postura ideal, optimiza el desarrollo y aplicación de potencia física. La movilidad gobierna las 10 habilidades físicas generales (resistencia cardiovascular / respiratoria, resistencia, fuerza, flexibilidad, potencia, velocidad, coordinación, agilidad, equilibrio y precisión). Hasta que un atleta incorpora la movilidad en su práctica, no pueden darse cuenta y maximizar su rendimiento deportivo.

Por lo general, la movilidad de cada individuo en particular suele estar por debajo de la movilidad fisiológica óptima. La movilidad habitual viene determinada por la capacidad de estiramiento muscular y por:

  • - los hábitos de vida cotidianos y la rutina laboral
  • - condición física
  • - temperatura ambiental y muscular
  • - factores individuales (edad, sexo y estado de salud general)
  • - la hora del día y el biorritmo
  • - el estado psíquico

Como dice Kelly Starrett "Todos los humanos deberíamos ser capaces de realizar un mantenimiento básico de nosotros mismos".

¿Cuál es la diferencia entre el flexibilidad y movilidad?

La flexibilidad es la capacidad de un músculo o grupo de músculos para alargar de forma pasiva a través de un rango de movimiento. La movilidad articular es la capacidad para mover una articulación activa a través de un rango de movimiento. En la movilidad se abarcan todas las posibilidades y tiene en cuenta la articulación, la cápsula articular (ligamentos), los músculos que cruzan la articulación y el sistema nervioso (control-motor), no sólo alargar el músculo.

En resumen, la movilidad es una herramienta global que engloba  los problemas de movimiento y dirección de rendimiento.

¿Por qué la movilidad articular es tan importante?

Cuando una articulación no alcanza el mayor rango de movimiento durante bastante tiempo el cuerpo se adapta perdiendo movilidad articular y flexibilidad. Por ello, es aconsejable la educación regular de la movilidad durante la infancia y el entrenamiento durante la tercera edad.

Para ejecutar un movimiento funcional con la técnica correcta se requiere una movilidad adecuada.

Con la movilidad adecuada en las articulaciones se disminuye drásticamente el riesgo de lesiones. Con bastante frecuencia, las lesiones se producen porque hacemos movimientos bruscos a lo largo de las articulaciones de manera incorrecta debido a la falta de movilidad de las articulaciones.