Blog

Beneficios del Yoga

CrossFit es un deporte intenso y demandante para el cuerpo y la mente. Movilidad es la disciplina que mejora la postura corporal y la amplitud de movimientos. Yoga es el complemento para mejorar la coordinación y encontrar el equilibrio del entrenamiento.

Muchos atletas de élite de Crossfit, y de otros deportes también, incluyen el Yoga como complemento del entrenamiento buscando una mayor flexibilidad, equilibrio y control de la respiración entre otras cosas. El yoga, además de mejorar la flexibilidad, también ayuda en la prevención de lesiones y mejora la concentración y el rango de movimientos. Te enseña como respirar eficazmente, desarrolla tu habilidad de balance y equilibrio. Por último pero no menos importante, el yoga te enseña técnicas de relajación.

Por ello, gran cantidad de boxes de Crossfit han empezado a ofrecer clases de Yoga como complemento del entrenamiento. Es importante saber que es mejor practicar Yoga al terminar un WOD o en días de descanso ya que ayuda a reducir la tensión muscular sufrida en el entrenamiento. No se debe realizar la sesión de Yoga antes de un entrenamiento de Crossfit debido a que los músculos están relajados y no podrás cargar demasiado peso durante las siguientes horas.

Beneficios del Yoga

- Sana el cuerpo y la mente al mantener al sistema nervioso parasimpático en un estado de “sanar y digerir” para regenerar y rejuvenecer los tejidos.

- Al mantener las poses por mayor tiempo se obtiene una mayor flexibilidad, ayudando también a equilibrar el sistema digestivo, linfático y la actividad hormonal.

- Reduce el estrés al liberar la tensión muscular del día.

- Desintoxicación emocional, al liberar tensión física, el alumno puede llegar a experimentar alegría, confusión, frustración o miedo durante la práctica.

El empezar a practicar Yoga definitivamente es un reto, ya que mientras el cuerpo descansa, la mente corre, produciendo ansiedad y la mayoría de las emociones reprimidas durante el día salen una vez que el cuerpo comienza a relajarse, generando como resultado un tipo de introspección personal muy intensa.

Es muy importante escuchar al cuerpo durante todo el proceso, para permanecer en el momento presente y contemplar claramente la paz que reside en él, logrando así la restauración corporal y claridad mental.